Buenos hábitos para cuidar de la naturaleza

//Buenos hábitos para cuidar de la naturaleza

Buenos hábitos para cuidar de la naturaleza

Flora de la Val d'Aran

El pasado 5 de junio fue el Día Mundial del Medio Ambiente, un día que desde ETEVA celebramos a diario porque nuestro trabajo y todas nuestras formaciones se desarrollan al aire libre, en pleno contacto con la Naturaleza. Con nieve o sin nieve, pero el Medio Ambiente es algo que va inherente a nuestra enseñanza y también a nuestro estilo de vida.

Hace unos años, entre nuestras formaciones incluimos el curso de formación Medio Ambiental, en el que los alumnos aprenden los distintos programas de educación ambiental para interpretar sus valores y sus problemáticas, y se forman como expertos para enseñar y contribuir a la conservación y a la mejora ambiental.

La naturaleza nos proporciona el oxígeno que respiramos, el agua que bebemos, nos otorga suelos fértiles sobre los que cultivamos nuestros alimentos, nos proporciona paisajes que nos dejan sin aliento… Es nuestro mayor Bien Común. Sin embargo, los humanos estamos llevando la Naturaleza más allá de sus límites. Según la ONU, los humanos estamos presionando a la naturaleza más allá de sus límites con sus crecientes demandas. En los últimos 50 años, la población humana se ha duplicado, el tamaño de la economía mundial casi se ha cuadruplicado y el comercio mundial ha aumentado unas diez veces. Se necesitarían los recursos de 1,6 planetas Tierra para satisfacer a los humanos cada año. Casi nada.

Por eso hoy queremos destacar algunas acciones que podemos realizar para cuidar de nuestro medio ambiente.

  1. Ahorrar agua. Mientras lavamos los platos, mientras nos duchamos o nos lavamos los dientes debemos racionalizar el consumo de agua. Cerrar el grifo, dejar correr el agua son algunas acciones para consumir en menor cantidad.
  2. Evitar el consumo de plástico y usar bolsas o botellas reutilizables en su lugar.
  3. Cultivar nuestros propios alimentos. Plantar nuestras pequeñas plantas ayuda a mejorar el aire y además nos proporciona alimentos si nos animamos a poner una huerta casera.
  4. ¡Las colillas al bolsillo! Tanto en la ciudad como en la montaña. Las colillas tardan 30 años en descomponerse, ya que fumamos, podemos hacernos cargo de las colillas y tirarlas donde corresponde, nunca en el suelo.
  5. Reciclar. Recicla todo lo que se pueda reciclar. El mundo lo agradecerá, y tu conciencia también.
  6. Aunque algunos recursos naturales puedan verse muy bonitos decorando tu casa, no te los lleves de sus espacios naturales originales. Disfrútalos en tus paseos, y déjalos en su sitio para que otras personas tengan la misma excelente experiencia. En su lugar, puedes recoger los cientos de plásticos que hay en la playa y crear un collage precioso y multicolor mientras limpias playas, ríos y montes.
  7. Camina y anda en bici todo lo que puedas. El coche aparcado en casa es una buena acción para adquirir buenos hábitos de salud, y así también ahorrar en combustible para tu bolsillo.
2020-06-20T06:03:15+00:00 20/06/2020|Noticias|