Tipos de avalanchas

///Tipos de avalanchas

Tipos de avalanchas

Las avalanchas son un factor determinante a valorar a la hora de adentrarse fuera de pista y un elemento esencial para entender el comportamiento de la nieve. En ETEVA, consideramos primordial impartir una formación detallada para conocer hasta el último detalle de estos fenómenos. 

Para comprender cómo se forman los aludes, debemos saber que la nieve comienza a transformarse desde el momento en que toca la montaña. A través de situaciones como los cambios de temperatura, nuevas precipitaciones, viento o forma en la que se reparte la temperatura sobre el manto, surgen diferentes estratos que acumulan las nevadas anteriores una encima de otra. 

Dependiendo de sus características, el manto puede adquirir inestabilidad que hará que desencadene una avalancha.

Podemos dividir en 3 los tipos de avalanchas generales: 

Nieve húmeda: 

Muy frecuente con la subida de las temperaturas, en especial durante la primavera, que es cuando las pendientes se exponen más al sol. Esto hace que se vuelva muy pesada debido a que tiene un gran volumen de agua. Son avalanchas bastante frecuentes aunque dispersas, las cuales se deslizan a baja velocidad pero son fatales en cuanto a erosión y fuerza y acostumbran a dejar restos de nieve muy densa.

Nieve fresca:

Conocida por su efecto “bola de nieve”, estos aludes aparecen debido a la fuerza de la gravedad y el propio peso de la nieve. Comúnmente, suceden tras fuertes nevadas (25 cm o más de grosor) cuando la nieve se acumula sobre un manto liso. Como se trata de nieve muy ligera, cuando se mezcla con el viento forma una especie de aerosol que desciende la pendiente a gran velocidad. Este mismo aerosol, al chocar con el aire que tiene delante provoca una onda  que arrasa todo a su paso, siendo uno de los aludes más peligrosos y devastadores. 

Placa: 

La más común. Se trata de una superficie de nieve compacta que se desliza por la pendiente tras desprenderse del manto. Pueden llegar a alcanzar tamaños impresionantes puesto que ocurren cuando existe nieve con buena cohesión. Estas avalanchas aparecen debido al sol, el viento o el sobrepeso acumulado por el paso de personas. 

ETEVA colabora con ACNA y expertos internacionales en la formación cursos sobre aludes y conocimiento de la nieve, para proporcionar la información necesaria que permita practicar cualquier actividad invernal ‘outdoor’ con total seguridad.

Pregunta sobre nuestros cursos en el 973644595 o síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.

2020-02-03T16:39:53+00:00 03/02/2020|Deportes de invierno, Noticias|