Plantas aromáticas y medicinales que podemos encontrar en la montaña

//Plantas aromáticas y medicinales que podemos encontrar en la montaña

Plantas aromáticas y medicinales que podemos encontrar en la montaña

El terreno de las montañas de la Val d’Aran nos ofrece una gran cantidad de recursos que, como amantes de la montaña que somos, no dudamos en recolectar y aprovechar al máximo sus beneficios sin alterar el entorno natural.

Hoy os queremos hacer un breve resumen de algunas de las flores y plantas que podemos encontrar en este enclave de los Pirineos y que nos ayudarán a paliar enfermedades o a disfrutar de las sensaciones que provocan en nuestro cuerpo los aromas de dichas plantas.

Plantago: Desde épocas prehistóricas, las diferentes especies de plantago se han utilizado como remedios antimicrobianos, anti-inflamatórios, anti-histamínicos y como diurético. Además, el plantago es reconocido como un excelente expectorante y la cataplasma de sus hojas es útil para combatir las picaduras de insectos, las llagas menores e incluso hay quien afirma que es capaz de curar las mordeduras de serpiente.

Ruda: Una de las plantas esotéricas por excelencia, la ruda tiene muchas propiedades que nos ayudarán a paliar o mejorar problemas de nuestro organismo. Esta flor es un antídoto fenomenal contra la psoriasis y el reumatismo, además de ayudar a tratar los trastornos del aparato digestivo y los gusanos intestinales. Como remedio contra el dolor menstrual realiza una fantástica tarea, así como para tonificar nuestras arterias y proteger los capilares.

Narciso: Los bulbos de esta flor que habita las praderas de las altas montañas se utilizan como expectorantes en pequeñas cantidades. Sus flores poseen propiedades febrífugas que ayudan a regular la temperatura y además son un antiespasmódico y anticonvulsivo de primera.

Se suele utilizar en cocción, infusión o en polvo.

Genciana: Una de las reinas en cuanto a plantas medicinales de alta montaña. La genciana tiene un sabor intensamente amargo que la convierte en un estupendo tónico digestivo y aperitivo, especialmente la zona de su raíz, la cual se utiliza en bebidas tónicas como el bitter o el vermú.

Sus propiedades también nos sirven como remedio antiinflamatirio, antiséptico, refrigerante y para paliar desordenes estomacales.

Artemisa: También conocida como Hierba de San Juan, la artemisa se emplea para combatir la retención de líquidos a la par que facilita la digestión. Esta planta es un aliado excepcional para combatir la bronquitis y las hemorragias nasales. También ayuda a estimular la función de los riñones y depura el hígado. La artemisa se nos presenta como una “superplanta” que combate las infecciones y ayuda a eliminar los parásitos, sirviendo también para mejorar los cólicos y aliviar los vértigos y mareos.

Estas son algunas de las plantas que puedes encontrar en las montañas de la Val d’Aran. Desde tiempos inmemorables los habitantes araneses han hecho uso de ellas y de muchas otras más. Si te apasiona la montaña y la botánica, no dudes en informarte de nuestros próximos cursos para aprender a utilizar e identificar los remedios más efectivos que nos brinda la madre Naturaleza en este rincón de los Pirineos.

 

2018-08-16T08:33:50+00:00 16/08/2018|Sin categorizar|