10 Tips para cuidar tu material de invierno

///10 Tips para cuidar tu material de invierno

10 Tips para cuidar tu material de invierno

Hoy os queremos traer 10 consejos para que vuestro material de invierno se conserve de la mejor manera posible para ofrecerte el mayor rendimiento y amortizar durante muchos años la inversión realizada. Desde ETEVA, abogamos por una práctica del deporte ecologista y sostenible, y es por ello que nos tomamos muy en serio el cuidado del material para alargar su vida al máximo, o en todo caso, que pueda ser utilizado por el mayor número de personas posible antes de poner punto y final a su vida útil.

1- Guarda tus botas con los botines fuera, dejando que se sequen por completo durante días. Una vez secos, rellena las botas con papel de periódico para absorber la humedad y fíjate en que las lengüetas estén en su forma correcta.

2- Mantén siempre tus botas atadas: Otro punto vital para su conservación, ya que así evitaremos que se deformen y causen dolor al volverlas a utilizar.

3- Esquís y tablas, completamente secos: Puede parecer una obviedad, pero es de suma importancia que nos aseguremos de secar hasta el último centímetro de nuestras tablas a la hora de guardarlas.

4- Afloja tus fijaciones: Los expertos recomiendan aflojar la dureza de nuestras fijaciones para que mantengan su resistencia una vez nos volvamos a calzar los esquís. 

5- ¡Encera las suelas!: Para una correcta conservación, trataremos siempre de dejar nuestras suelas enceradas pero sin pulir. De esta manera, las suelas absorberán la cera y las puliremos antes de empezar de nuevo la temporada.

6- Esquís y tablas, siempre contra la pared: De esta manera nos aseguraremos de que mantengan su curvatura. Hay quien incluso los guarda en bolsas de transporte.

7- Mima tus cantos: Asegúrate de que los esquís están en un lugar limpio, seco y lejos de la humedad. Para evitar que se oxiden los cantos, humedeceremos un paño con aceite y les aplicaremos una fina capa sin tocar las suelas. Por último, nunca está de más colocar una o dos cintas que eviten que los cantos de los esquís se toquen entre ellos.

8- Pieles como el primer día: Si utilizamos pieles de foca, nos fijaremos en que su sistema de aislamiento esté correctamente pegado y las guardaremos en su funda para que la cola no sufra y nos sigan dando buenos resultados.

9- ARBAS, sin pilas: Es importante que durante los meses que no vamos a utilizar el ARBA, le retiremos las pilas, ya que estas se sulfatan con las altas temperaturas y podrían echar a perder un elemento tan importante como éste.

10- Bastones: Aunque a veces se nos olviden, los bastones juegan un papel fundamental en el esquí alpino, nórdico y de montaña. Así que trataremos de tener nuestras rosetas nuevas en el caso de que estén rotas, y de enderezar los palos para que obtengan su forma original de nuevo.

 

2018-11-22T15:46:53+00:00 22/11/2018|Deportes de invierno, Noticias|